El Día de los Enamorados se tomaría con menos cinismo y con menos fantasmas si en vez de Día de los Enamorados fuese Día del Amor. Porque amor hay en todos lados. Todos tenemos amor. Todos damos amor. Es imposible no hacerlo; el que no da amor es psicópata o está muerto. Lo que ocurre es que “amor” es una palabra tan enorme que nos resulta difícil entender, percibir y aceptar que hay cosas a las que llamamos de otro modo, pero que en realidad son amor. No podemos concebir al amor como algo pequeño, como un detalle, como una tilde bien puesta, como un punto y coma, como un asentimiento en silencio, como un gesto sutil y casi invisible, como una decisión aparentemente secundaria, como una presencia cotidiana, como el ejercicio de la bondad cuando sería más cómodo ser malvado, como un pacto secreto, como el hecho de asumir en paz que todo es tan inabarcable que las cosas nunca empiezan ni terminan donde parece que empiezan y terminan.
No te quiero desenamorar, pero el amor no siempre es épico. A veces sí, claro, por supuesto que sí. Pero a veces no. A veces, la película del amor romántico es Titanic, y otras veces es alguna de Woody Allen. Y a veces no hay película, porque también así es el amor.
Estamos todos tan llenos de amor que no lo vemos. La palabra “amor” es el árbol que nos tapa el bosque. Imaginemos un corazón gigantesco pintado en un lienzo. Si nos acercamos al lienzo, si lo observamos bien pegados, con atención, vamos a ver cada pincelada minúscula. Desde lejos, eso no se ve. Sólo se ve el resultado: el corazón. Pero el amor no es el corazón inmortalizado en el lienzo; el amor es todas y cada una de las pinceladas. Si el amor fuera el corazón nadie se preguntaría qué es el amor, porque la respuesta sería simple: “ese corazón de ahí”. Ah, pero señalar las pinceladas es más complicado, ¿no? “El amor es esa pincelada, y ésa, y ésa, y ésa de allá…”. Por eso nos preguntamos qué es el amor. Porque aunque supiéramos la respuesta, nunca la terminaríamos de contar.
Si me preguntan, creo que estaría muy bueno celebrar el amor. Porque es algo que tenemos todos. Amar es lo que mejor nos sale a todos.
Que viva el amor, aunque creamos que es otra cosa.

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: