Las ocho preguntas*

¿Qué error le molesta más advertir en un texto literario y cuál es el último que halló en el libro que está leyendo o que acaba de leer?

No sé si es un error; me molesta cuando el autor describe a un personaje determinado poniéndole atributos maravillosos, y el lector empieza a sospechar que lo que hace el autor, en realidad, es describirse a sí mismo tal como cree ser. Odio eso como lectora, y como escritora lucho contra eso.

¿Qué situación de su vida cotidiana encontró reflejada con sorpresiva exactitud en un libro, una película, una canción o cualquier otra obra de arte?

En determinadas actitudes soy igual a Kinsey Millhone, la detective de la saga Alfabeto del Crimen, de Sue Grafton. No actitudes de su vida profesional, claro (ella porta armas, persigue criminales, y demás cosas que yo ni loca haría) sino formas de actuar en su vida social y privada.

¿De qué lugar, personaje común o circunstancia en general que ofrece Mar del Plata se apropiaría para incorporarlo como pasaje central de alguna de sus obras?

La playa, claro. O las bambalinas de algún teatro en verano, en medio de vedettes cambiándose de plumas. Y ahora que tengo la imagen, pienso que sería una tragedia o una comedia, sin puntos medios.

¿Cuál es el mejor diálogo que recuerda entre dos personajes de ficción?

Ahora me viene a la mente un diálogo muy breve que tiene Harry Potter con el profesor Dumbledore en el último libro de la saga. Harry le pregunta: “¿Esto es real o está pasando en mi imaginación?”. Y Dumbledore le contesta: “Por supuesto, está pasando en tu imaginación. Pero ¿por qué eso habría de significar que no es real?”.

Si le permitieran ingresar en una ficción y ayudar a un personaje, ¿cuál sería y qué haría?

Sin dudas, trataría de ayudar a Jacques Vauthier, el ciego sordomudo acusado de un crimen que no cometió en El solitario, de Guy des Cars. Cómo haría para ayudarlo es algo que ignoro.

¿Recuerda haber robado un libro alguna vez? ¿Cuál o cuáles?

Aún no robé ningún libro, pero ténganme fe.

Un extraño hongo se esparce por su biblioteca y consume de manera irrefrenable los libros. Solo dispone de unos segundos para actuar y salvar a tres de ellos. Lo que usted hace para ganar tiempo es arrojar a la voracidad del hongo a otros tres libros. ¿Cuáles serían los sacrificados y cuáles los salvados?

Salvaría El solitario -anteriormente citado-, La piedra lunar, de Wilkie Collins, y La interpretación del asesinato, de Jed Rubenfeld. Sacrificaría un libro titulado 100 maneras de hacer pizza (nunca hice ninguna), uno titulado Todo lo que usted no sabe sobre El Código da Vinci, y Lolita, de Nabokov. Ay, cómo odio ese libro. Eso habla muy bien de él.

Se le concede la extraordinaria excepción de hacerle una única pregunta a uno de sus tantos escritores predilectos. ¿Qué le preguntaría?

No sé si Murakami es de mis predilectos, sí me parece uno de los más fascinantes. Le preguntaría si es una persona normal o si sabe algo que nosotros no sabemos.
*Cuestionario que respondí para el suplemento de Cultura del diario La Capital, de Mar del Plata, y que salió publicado ayer. Muchas gracias a Fernando del Río.
Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Comentarios

  • Susana  On 10 octubre, 2011 at 13:14

    Interesantes preguntas, encantadoras respuestas…muy Vos en todas ellas, doy fe. ¡El Solitario! Quedé en una pieza cuando leí de tu “ayuda”… Hace muchos años, ese personaje (lo mejor de Guy des Cars a mi entender) me disparó la cabeza. Hoy me mira desde un rincón de la biblioteca, creo que comenzaremos un nuevo diálogo…
    Apapachazo mi adorada Gilda!

    • Gilda Manso  On 15 octubre, 2011 at 15:49

      El Solitario es un librazo. Me encanta la construcción de los personajes. El abogado (no recuerdo el nombre) es genial.
      Abrazos, queridísima.

  • Saurio  On 10 octubre, 2011 at 15:03

    ¿El cuestionario es siempre fijo o varía por autor? Pregunto porque de las ocho preguntas hay nueve que no sabría cómo responder.

    Es decir, felicitaciones por salir airosa de tamaño cuestionario.

  • Anónimo  On 10 octubre, 2011 at 15:38

    Me sumo a las felicitaciones y al comentario de Saurio. No sabría qué responder. Abrazón

  • Anónimo  On 10 octubre, 2011 at 15:39

    Ese anónimo soy yo, Gilda: Ogui, simplemente no sé cómo acceder!!!

  • zorro de Segovia  On 12 octubre, 2011 at 9:26

    esta tarde voy a contestar, me gusta este ejercicio. Y como hoy es festivo en Madrid, no puedo comprar “El solitario”, ¡¡ pero lo haré mañana !!

  • g.  On 15 octubre, 2011 at 16:08

    la pregunta uno, me explicaste algo que pienso siempre que me irritan determinados blogs (sobre todo blogs, y unos pocos libros porque ahí filtro más). viste cuando alguien pone en palabras una certeza de una? bueno, así.
    el solitario: tremendo, cómo me desesperaba ese tipo.
    abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: