Simbiosis

Muchos pensaban que el hecho de que el boxeador quisiera ser dragón era un problema. Lo pensaban y con razón, ya que el boxeador quería ser dragón en todo momento: cuando se levantaba de dormir, cuando se pesaba frente a los fotógrafos, cuando iba a buscar a sus hijos a la escuela, y también ahí, sobre el ring, mientras el rival le destrozaba la cara sin encontrar resistencia, ya que el boxeador no quería ser boxeador sino dragón.

Mientras el rival le destrozaba la cara, el boxeador volaba. Era el protagonista de alguna mitología remota, y quemaba ciudades enteras con el fuego que lo habitaba.

Un edificio imponente se alzaba ante él. El dragón tomó aire y despidió una llamarada incuestionable. El rival estaba en el suelo, noqueado. Mientras la multitud gritaba su asombro, el boxeador se sintió orgulloso del incendio.

 

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Comentarios

  • Nani  On 12 marzo, 2011 at 14:05

    Soñar es bueno. Ser lo que no ser quiere ser es un fastidio y el boxeador consiguió su sueño, pero su sueño fué un horror.
    Besicos muchos.

    • Gilda Manso  On 18 marzo, 2011 at 10:58

      Yo más bien creo que el boxeador tenía doble personalidad. O era dos seres en uno. 🙂

  • Susana  On 12 marzo, 2011 at 21:20

    El fuego interior es difícil de controlar, para los boxeadores que quieren ser dragón y para los otros…esos que no tienen màs remedio que arder por dentro o sacar llamaradas y encender la vida.

    Apapachitos mi Adorada Amiga.

    • Gilda Manso  On 18 marzo, 2011 at 10:59

      Llevar un dragón adentro debe ser difícil. NI hablar de las personas que llevan una piedra o un fantasma. Esos la tienen peor. 🙂

      Apapachos, mi Su.

  • Altan  On 13 marzo, 2011 at 1:00

    Después de un año de dejar arcángel mirón, descubro este blog, debería morirme de vergüenza porque soy lo peor, lo se (¿en este caso “se” con tilde o sin ella?). Y además hoy, que estoy que echo fuego, qué casualidades tiene la vida…

    • Gilda Manso  On 18 marzo, 2011 at 11:00

      Mi querida, yo hace mucho que no visito la mayoría de los blogs que visitaba.. debo retomar.
      Abrazo para vos. 🙂

  • Belén  On 13 marzo, 2011 at 7:46

    Es cierto lo de la ley del deseo y atracción, si deseas ser dragón, provocarás incendios!

    Besicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: