Ruido

“Y con tanto ruido no escucharon el final” (Joaquín Sabina).

Ella tiene una agenda muy escrita y muchas cosas sobre el tocador con espejo de su habitación. Perfumes, maquillajes, aros, anillos, adornos para el pelo, cremas humectantes (de vainilla, de miel, de jazmín, de canela, de coco, de rosa mosqueta), pestañas postizas, uñas postizas, lunares postizos, lentes de contacto verdes, azules y violeta; le encantaría que se inventaran los ojos postizos y la sonrisas postizas. Ella practica y usa todo eso cada vez que tiene un rato libre, para no tener un rato libre.

Él tiene una agenda muy escrita y cinco o seis pasatiempos. Dos trabajos y va por el tercero, los fines de semana. Él es muy querido, y tiene muchos amigos. Quiere tener más amigos, para poder pasar con ellos el poco tiempo libre que tiene, para no tener tiempo libre.

Porque es peligroso el tiempo libre: puede obligarlos a estar juntos y solos cinco minutos más de lo que se tarda en apagar la lámpara de la mesa de luz y decir buenas noches, mi amor, hasta mañana.

 

 

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Comentarios

  • Susana  On 11 noviembre, 2010 at 17:52

    Objetivaciones, que median entre los dos…para que “dos” sea posible. ¿Qué pasaría con ellos en una isla solitaria? O…no nos vayamos tan lejos: ¿qué pasa cuando, por alguna razón, desaparece el ruido y aparece el silencio, el tiempo libre?

    Se termina la función! No más buenas noches mi amor, ni hasta mañana. Hora de tomarle el pulso a la palabra Amor.

    Apapachísimos mi Adorada Gilda(za)!!!

    • Gilda Manso  On 17 noviembre, 2010 at 14:59

      Por eso buscan cosas, actividades, islas superpobladas.
      El amor debe ser lo más difícil de definir.

      I adoro you.

  • Nani  On 12 noviembre, 2010 at 21:32

    Una buena reflexión Gilda. El tiempo libre a veces, enemigo de la verdad, del verdadero interior de cada cual. El miedo a tener tiempo para pensar, para enfrentarnos y sincerarnos con nosotros mismos. Muchas ocupaciones que nos dejan al final, vacios por dentro, como un pollo cuando lo compras en la carnicería, que si no lo aderezas, se queda insípido e insuso.

    Besicos muchos guapa.

  • Arturo  On 15 noviembre, 2010 at 4:24

    No sé por qué el ruido es tan fácil cuando la música debería ser lo más sencillo. Buen texto.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: