El increíble talento de Martín

Martín tenía ojos de tigre y lengua de serpiente, o al menos eso pensó Julieta en el instante en que se descubrió enamorada de él. Una vez que la atracción mutua pasó a ser noviazgo consolidado, noviazgo de almuerzos en familia y planes a futuro, Martín llevó a Julieta a un restaurante lujoso y le contó su secreto.

-Tengo la capacidad de transformarme en lo que quiera, cuando quiera –le dijo, y se convirtió en taza de porcelana para que su novia entendiera que no estaba loco. Al principio, y se trató de un principio que duró muchos meses, Julieta encontraba encantador ese talento exótico. Martín se transformaba y quebraba la rutina. Martín era tigre, serpiente, taza de porcelana, paragüero, levante, tramontana. Martín era todo.

El principio empezó a ser fin una vez que la bruma del romanticismo inicial se disipó y, sin embargo, Martín insistía en seguir siendo todo, un todo acaparador y obsesivo. Una noche en que Julieta fue a bailar con sus amigas, descubrió a Martín transformado en billetera en el fondo de su cartera. Martín, ya humano, pidió perdón entre lágrimas y juró que nunca más utilizaría su arte para espiar a Julieta, y que entendía que la privacidad es un asunto que no puede ser violado por nadie, ni siquiera por aquellos que pueden hacerlo. Pero toda tentación es inmensa para quien tiene la posibilidad de caer en ella, y un tiempo después, mientras cenaba en una reunión de ex compañeros de secundaria, Julieta creyó ver un rasgo familiar en el florero transparente que adornaba una mesa ratona. Horas más tarde, aún con cejas y uñas de vidrio, Martín confesó haber sido el florero y volvió a pedir perdón. Esta vez, Julieta dijo que no y dio un portazo que pretendió ser punto final.

Esa noche, Martín tocó el timbre de la casa de Julieta. No era hombre sino revólver, y el disparo atravesó a Julieta en cuerpo y alma. La policía declaró homicidio, pero el arma nunca fue encontrada. Quienes conocemos el secreto creemos que, de revólver, Martín transmutó en aire. Y el aire, como se sabe, es libre.

Al menos, hasta que alguien lo respire.

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Comentarios

  • Sofi  On 20 julio, 2010 at 4:23

    Gildita 🙂 Soy Sofi, tengo blog nuevo.
    http://ojosorejasymanos.blogspot.com

    Igual todavía no escribí nada, lo hice hace un par de horas. Aún reniego con el tema de ponerle colores y esas cosas.

    El cuento, buenísimo. Lo leí en Facebook ya.

  • MX  On 20 julio, 2010 at 11:52

    Muy bueno, me encanta el poder de síntesis que tenes y como en las pequeñas historias condensas la escencia de los personajes.
    Saludos!

  • bohemia  On 20 julio, 2010 at 18:31

    Wow, cuanto tiempo sin pasar por aquí, compruebo con gusto que tu talento no merma ni un poquito…olé!

  • Soy Ficción  On 21 julio, 2010 at 8:42

    Vaya, es un poder muy grande, no me extraña que no pueda contenerse… Pero me gustaría creer que yo podría, al fin y al cabo siempre nos gusta creernos los buenos 🙂

    • Gilda Manso  On 26 julio, 2010 at 18:49

      Sí, hay que ver qué haríamos nosotros. Es fácil decir “yo cedería el asiento a la viejita” cuando vamos parados.

      😀

  • Daniel Frini  On 24 julio, 2010 at 16:44

    Gilda: aprovecho para dejarte el Premio Dardo y el Premio Blog de Oro, que me fueran otorgados por José Manuel Ortiz Soto, responsable del blog “Cuervo para tus ojos”.

    Un abrazo

  • Belén  On 25 julio, 2010 at 7:58

    Yo creo que todos deberíamos ser como Martín, transformándonos en todo lo que nos manda la vida…

    Besicos

  • Susana  On 26 julio, 2010 at 14:37

    Brillante, surrealista, especial…Vos! Es un cuadro! O al menos, si yo fuera artista, no dudaría en pintarlo.

    Nop, todavía no vuelvo al ruedo, me estoy desperezando (bloggerilmente hablando)garrapateando algo y por ahí publicando el próximo finde (si lo termino Jajajajaja! estoy fiaca!)

    Te abrazo con todo cariño mi indispensable y adorada Gilda!

  • Juanma  On 27 julio, 2010 at 12:41

    Madre mía. Yo quiero ser invisible en multitud de ocasiones. Hoy sin embargo vuelvo a la visibilidad con nuevo proyecto:
    http://pecadomenudo.blogspot.com
    Te sigo.

    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: