Sacrilegio

El sacrilegio sólo se justifica en la fe. Jamás experimentaríamos horror profanando una religión que nos causara indiferencia; sería blasfemar sin un dios dándose por aludido. (“El Club Dumas”, Arturo Pérez Reverte).

Tim Burton mostró su versión cinematográfica de Alicia en el país de las maravillas, y sus detractores se hicieron pis encima de la emoción: Burton erró, Burton es humano, Burton es, como él mismo dijo, Ed Wood con mucha más suerte.

Ah, pero yo no estoy de acuerdo. Que Burton es humano ya lo sabía, eso sí; jamás lo puse en duda (¿qué suponían que era? ¿Un hipopótamo, un dios, una margarita?). Ahora: que Burton erró con su Alicia es una opinión que no comparto. “Alicia es una niña, no una mujer”. “La película es muy oscura”. “Faltan personajes”. “Sobra Burton”. No, no estoy de acuerdo. Sí estoy de acuerdo, para variar, con Oscar Wilde; Wilde dijo que “influir sobre una persona es prestarle nuestra propia alma”. Y creo que eso es lo que hizo Burton: agarró a Alicia y se puso sobre ella. La Alicia de Burton es muy Burton. “¡Ah, pero Burton le faltó el respeto a uno de los grandes clásicos de la literatura universal!”. Sí, Burton profanó lo sagrado. Burton es un sacrílego.

Si yo fuera diosa, crearía humanos sacrílegos. Les daría ese poder. Querría que me cuestionen, que me discutan, que no estén de acuerdo conmigo y que me lo digan. Y lo haría por dos motivos: porque, al igual que Jed Rubenfeld, creo que “la rebeldía denota tanto apego como la obediencia”, y por puro ego: el poder de dar vida a seres inteligentes, creativos, capaces de razonar por sí mismos, es mucho mayor (debe serlo) que el poder de crear seres sumisos, obedientes, incapaces de cuestionar y terriblemente aburridos.

Y si yo fuera Lewis Carroll, resucitaría y me tomaría una cerveza con Tim Burton. Y los demás (los grises que buscan apagar el rojo ajeno, los que no soportan salirse de la raya, los censores por naturaleza, los que adoran a un ídolo sin jamás mirarlo a los ojos) que se cocinen en su vino.

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Comentarios

  • César Vargas  On 11 abril, 2010 at 20:30

    Aún no he visto su Alicia, pero no me sorprende que sea muy de Burton, todas sus películas (salvo “El planeta de los simios”) son muy de él.

    En mi caso, siento debilidad por “Ed Wood”, no por ser el peor director de la historia del cine, cosa ingrata y poco cierta, ya que Ed Wood tenía más creatividad y pasión que Roland Emmerich, sino por cuánto hay de humano en él, con todas sus certidumbres, y también sus miserias.

    • Gilda Manso  On 14 abril, 2010 at 11:08

      “Ed Wood” es una gran película. Es más: mucha gente de mi generación (me incluyo) conoci´a Ed Wood gracias a la película de Burton.

      Un abrazo.

  • AdR  On 12 abril, 2010 at 8:44

    Tengo que ir a verla, quiero hacerlo en una proyección 3D, a ver qué tal. Pero lo que sí haría yo, si Carroll resucitara, es apuntarme a esa cervecita, al menos una me he ganado con ellos ¿no? Que yo también di mi versión (porno) del cuento allá por Noviembre de 2008 😛

    Besos, querida.

  • Susana  On 13 abril, 2010 at 11:52

    Vamos por partes: aún no veo la película, pero desde ya, tu artículo bien puede ser para mí la mejor reseña cinematográfica. Digamos que estoy visceralmente de acuerdo con Vos.

    Como un fogonazo y mientras te leía, me vino a la memoria “La Casa de Asterión”, “ese” Minotauro que Borges imaginó, en “ese” Laberinto…Pierre Menard, autor del Quijote y tantas entrañables obras que resultaron “embarazadas” de obras anteriores, clásicos de la literatura. Y digo Borges porque mi Hombre en Tlön,Uqbar, Orbis Tertius pone en boca del heresiarca una de las metáforas más enigmáticas de la literatura, absolutamente a propósito del tema que proponés: “Los espejos y la “paternidad” son abominables porque lo multiplican y divulgan”

    Espléndido tu razonamiento!

    Mi Abrazo Gilda Querida!

    • Gilda Manso  On 14 abril, 2010 at 11:11

      Esa frase de Borges es genial. ¿No empieza diciendo algo como “el mundo en el que vivimos es una parodia…”?

      Te abrazo.

      🙂

  • nani  On 15 abril, 2010 at 18:40

    Aún no he visto esa película, pero creocomo tú, que es bueno provocar polémica. A partir de ahí, siempre hay algo interesante.
    Besicos muchos,niña de rojo.

  • Wara  On 16 abril, 2010 at 19:54

    Yo no he visto su Alicia pero creo que si algo tienen en común las películas de Burton es que son precisamente Burton. ¿Por qué escandalizarse si da lo que en realidad esperamos?

    Besos, Gilda.

    • Gilda Manso  On 18 abril, 2010 at 12:20

      Bueno, algunas personas lo acusan de ser muy Burton, y otras lo acusan de, en esta oportunidad, no serlo.
      Hagas lo que hagas, siempre habrá alguien que no estará de acuerdo.

      Un abrazo, Wara.

  • Arturo  On 21 abril, 2010 at 11:57

    Vaya, esta vez no coincido contigo. Vi la película el pasado fin de semana. Me aburrió muchísimo. Lamenté que no hubiesen dedicado el mismo esfuerzo al guión que a la escenografía. Quería ver una versión o una visión nueva de Alicia, pero allí Alicia no aparecía por ningún sitio!

    Besos

    PD: Felicidades por la mudanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: